Para los amantes del café de grano y la cerveza artesanal  les contamos que éstas ya no van separadas. En muchos casos los maestros cerveceros introducen el café a la cerveza por medio de un proceso de extracción en frío que involucra dejar reposar los granos molidos en agua fría, normalmente por 24 horas (recomendablemente en la noche). Esto luego se pasa a través de un filtro de papel u otro para extraer todo el café molido. El resultado es un café líquido concentrado, a menudo llamado café cold brew, el cual se añade a la cerveza justo antes del proceso de embotellamiento o el cual se puede agregar a barriles de cerveza y es todo un éxito.

Generalmente el café se trabaja en calor, pero esta vez se trabaja en frío, ¿por qué? Para extraer menos acidez. También para extraer menos aceite, ya que la extracción en frío limita la cantidad de aceites que terminan en el concentrado del café.

Dado este favorable escenario, comienzan a aparecer en el mercado variedades de cervezas más oscuras, como la Stout, que se pueden mezclar con café y tienen una buena recepción entre el público por tener más cuerpo, sabor y caracterizarse por ser más aromáticas.

“El concepto de cervezas con café empieza con las Stout, que son cervezas oscuras que naturalmente ya tienen sabores tostados similares a este ingrediente, entonces nosotros tomamos esa idea y buscamos hacer una base completamente distinta, agregándole la complejidad del café”. Con estas palabras, el maestro cervecero de Kross, Leonardo Caiafa, cuenta cómo nació la Maibock, cerveza ámbar, que tiene notas de dulzor y caramelo, perfectas para complementarse con café y hacer honor en su Día.

A continuación Kross nos comparte una receta fácil para preparar en casa con tu Stout y café favoritos:

 Ingredientes:

 -1 taza de agua helada

-Café de grano favorito

-1 botella de Kross Maibock

Preparación:

 Mezclar una taza de agua helada con una cucharada de café de grano y dejar reposar 24 horas (preferentemente durante la noche). Al día siguiente colarlo con un filtro de papel y, de esa mezcla, medir unos 20 ml y agregarlos a una botella de cerveza Maibock. Luego revolver y listo!

Por su parte, Felipe Pizarro, sommelier de cerveza del Instituto Cervezas de América y Juez Director de la próxima Copa Cervezas de América 2017, a disputarse entre los días 16 y 22 de octubre, selecciona tres cervezas de gustos y aromas que recuerdan al café:

North Coast Old Rasputin
American Imperial Stout

Un cerveza notable por la intensidad de cebada tostada y maltas chocolate, con carácter, donde aparecen notas bitter a cacao, a torrefacción (café tostado) y chancaca. Mucha estructura y cuerpo, compleja y larga, con un equilibrio entre el tostado y dulzor de las maltas, y el carácter de lúpulo. ¡Un excelente ejemplo de la escuela americana!

Kross
Cream Stout (Sweet)

Una cerveza delicada y elegante, donde aparece el carácter de las maltas tostadas y la suavidad del café, con notas a capuccino, balanceada y elegante, con aromas  medios y un leve carácter frutal de las levaduras que se fusiona con las maltas. Redonda y cremosa, fácil de tomar.

Cuello Negro
Foreign Extra Stout

Desde Valdivia encontramos esta versión de stout con carácter e intensidad intermedia a las 2 anteriores, notas a café, frutos negros deshidratados, chocolate y notas torradas, seca, carbonatación media, cuerpo pleno y larga en duración.

Fuente: Comunicado de Prensa Kross

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *