Luego de la entretenida cata de sidras de manzanas que realizamos en mayo del año pasado, quedamos con ganas de seguir explorando y conociendo el fascinante mundo de esta bebida fermentada. Por lo mismo, pensando ahora en las calurosas tardes de veranos y gracias al apoyo de Sidras del Mundo pudimos elaborar la siguiente nota para tener otras opciones para refrescar la tarde con una alternativa nueva y diferente (sí, estamos hablando de cambiar la Pilsen ;)… Un rato).

La sidra se suele elaborar con manzanas y peras pero también se puede elaborar con otras frutas, las cuales suelen clasificarse como “Fruit Blended Ciders”, estas también contienen manzanas pero se mezclan con grosella, guindas, arándanos, entre otras.

Manufaktur Jörg Geiger es una empresa proveniente del sur de Alemania que elabora sidras y espumantes de fruta. Debido a su larga trayectoria que data desde 1797 son considerados referentes dentro del rubro de la sidra. Para esta ocasión destapamos dos de sus Priseccos, los cuales no tienen alcohol pero si están llenos de sabor y complejidad.

Los Priseccos se elaboran con frutas orgánicas y en algunos casos se suele combinar la manzana con el ruibarbo, debido a que este vegetal, al igual que la manzana también aporta taninos.

Jörg Geiger Prisecco Rotfruchtig  (Frutos Rojos): De color rojo oscuro y con ribetes violetas, se puede apreciar un carbónico fino y una espuma rosada de buen encaje y retención. En nariz es intensa, con notas silvestres que recuerdan a la rosa mosqueta para que finalice entre las notas frutales de las guindas, pera, manzana fresca y un acabado cítrico por parte del limón. De textura aterciopelada, a primera instancia aparece el dulzor de la guinda y membrillo para dar paso a la acidez de la lima y grosella para finalizar con un acabado sutil del sauco.

¡Muy refrescante, intensa y equilibrada! Algunos la miraran en menos por no tener alcohol, pero es una sidra bien entretenida y una opción perfecta si es que no puedes beber alcohol pero buscas algo refrescante y con complejidad.

Precio referencial: $11.000 (Sidras del Mundo).

Jörg Geiger Prisecco Frühlingsduft: En apariencia es de un rojo brillante con ribetes de color rubí con un carbónico fino. Luego en nariz aparece una mixtura de notas herbales y silvestres junto a un toque que recuerda al té rojo dando paso a un perfil frutal de fresas, manzanas y peras. De textura limpia en boca, reaparecen las notas a fresa y pera junto al toque herbal y floral del té rojo y flor de sauco para que finalice con una acidez sutil pero presente por parte de la manzana y la frambuesa, otorgando un acabado moderadamente seco.

Precio referencial: $11.900 (Sidras del Mundo).

Aspall Isabel´s Berry (elaborada con manazas, frambuesas y grosellas negras): Al servir es de un brillante rojo rubí con un carbónico chispeante. De entrada se aprecia un agradable dulzor seguido de la grosella y la acidez de la manzana junto a la frambuesa, luego en boca repite una estructura similar con un dulzor inicial seguido de la acidez de la frambuesa, manzana y algo de guindas para finalizar con un sutil acabado terroso.

Precio referencial: $7.000 (Sidras del Mundo).

Kopparberg Frutilla Limón: En copa se presenta un color rosado pálido y limpio con un carbónico de inicio chispeante. De aroma dulce y frutal, dando inicio a las frutillas con un breve dejo fresco de la manzana. Textura chispeante y ligera en boca, donde reaparece lo dulce de la frutilla con un toque a jarabe y un toque medicinal para finalizar con un cítrico muy sutil.

Precio referencial: $2.900 (Sidras del Mundo).

Kopparberg Pera: Pálido color dorado, casi cristalino con un carbónico medio-bajo. Dentro de las matices de aroma se encuentras dulces notas a pera con un toque cítrico y un acabado a jengibre, luego en boca su textura es ligera donde reaparece lo dulce y refrescante de la pera para otorgar un acabado moderadamente seco.

Precio referencial: $2.900 (Sidras del Mundo).

Agradecemos a Sidras del Mundo por las muestras y les comentamos que estas variedades las pueden encontrar en su sitio web.